DescubreRoma

LOGO-ROMA1

TERMAS DE CARACALLA

Las Termas de Caracalla fueron construidas en Roma entre los años 212 y 217.

Fueron un complejo termal utilizado para baños, deportes y descanso en la antigua Roma.

Consideradas un importante sitio arqueológico, las ruinas de estas termas aún muestran la grandeza de la arquitectura romana imperial.

Las Termas forman parte de los 30 lugares que visitar en Roma imprescindibles.

Historia de las Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla, también conocidas como Termas Antoninas, fueron construidas entre los años 212 y 217 en la ciudad de Roma durante el reinado de los emperadores Septimio Severo y Caracalla. 

Este complejo termal se convirtió en un importante centro de actividad social y cultural en la antigua Roma.

Construcción y características principales

Las Termas de Caracalla fueron diseñadas como un complejo termal de gran envergadura, con una estructura rectangular típica de los baños imperiales.

El complejo contaba con diversas áreas como el ‘Calidarium’, el ‘Tepidarium’ y el ‘Frigidarium’ o ‘Natatio’, destinadas a diferentes actividades de baño y recreación.

Se utilizó una avanzada ingeniería hidráulica para abastecer las termas con agua caliente y fría, lo que permitía a los romanos disfrutar de baños termales de alta calidad.

Funcionamiento y uso en la Roma Imperial

Las Termas de Caracalla se convirtieron en un importante lugar de encuentro para los ciudadanos romanos, quienes acudían a diario para bañarse, practicar deportes, estudiar y socializar. 

Estas termas reflejaban la importancia de la higiene y el bienestar en la sociedad romana, siendo un símbolo de lujo y sofisticación.

Abandono y etapas posteriores

A pesar de su inicial esplendor, las Termas de Caracalla sufrieron un declive gradual a lo largo de los siglos. 

Tras ser abandonadas durante la Guerra Gótica en el siglo V, las termas pasaron por etapas de desuso y deterioro. 

A partir del siglo XII, las ruinas de las termas fueron saqueadas y utilizadas en la construcción de nuevos edificios en Roma, perdiendo parte de su esplendor original.

Planifica y organiza tu escapada con la mejor guía de viaje a Roma

Cómo era el interior de las Termas de Caracalla

En el siguiente plano de las Termas de Caracalla se puede ver una distribución de como eran las Termas en la antigua Roma.

plano termas de caracalla

Importancia arqueológica de las Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla son un sitio arqueológico de gran relevancia tanto por su magnitud como por los hallazgos y descubrimientos que han revelado detalles de la vida romana en la antigüedad.

Descubrimientos y hallazgos

Mosaicos y murales: Se han encontrado impresionantes mosaicos y murales que decoraban las paredes y suelos de las termas, mostrando la riqueza y el arte de la época.

Bañeras de mármol: Las bañeras de mármol, algunas de gran tamaño, evidencian el lujo y la sofisticación con las que los romanos disfrutaban de sus baños termales.

Elementos arquitectónicos: Columnas, frisos y cornisas han sido descubiertos en el sitio, revelando la grandiosidad de la arquitectura romana imperial.

Bóvedas y pasillos: Aunque en ruinas, aún se pueden apreciar las impresionantes bóvedas y pasillos que formaban parte de las termas.

Ruinas de las distintas áreas termales: Se puede observar la distribución de las diferentes salas de baño, el ‘Calidarium’, el ‘Tepidarium’, y el ‘Frigidarium’ o ‘Natatio’.

TERMAS DE CARACALLA 2

Curiosidades y leyendas sobre las Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla, además de ser un impresionante complejo termal en Roma, están envueltas en un halo de misterio y mitos a lo largo de la historia. 

A continuación, exploraremos algunas de las curiosidades y leyendas más destacadas relacionadas con este icónico lugar.

Mitos y relatos históricos

Se dice que las aguas de las Termas de Caracalla tenían propiedades curativas y eran utilizadas para tratamientos de salud.

Según la leyenda, durante la inauguración de las termas, el emperador Caracalla ordenó la liberación de todos los esclavos de Roma como gesto de generosidad.

Leyendas sobre la construcción y uso de las termas

Una de las leyendas más populares es que las Termas de Caracalla fueron construidas en un tiempo récord de cinco años como muestra del poder y la riqueza del emperador.

Se cree que en las termas se realizaban rituales místicos y ceremonias secretas durante las noches de luna llena, marcando un ambiente enigmático en el lugar.

Antes y después de las ruinas de las Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla fueron un monumento imprescindible en la antigua Roma para toda la población romana,

Así es como se ve a día de hoy las que fueron las termas más importantes de la ciudad con el paso de los años:

termas de caracalla - antes y despues 2

Comparativa con otras termas romanas famosas

Las Termas de Diocleciano, construidas en el siglo III, se destacan por su gran tamaño y complejidad arquitectónica. 

A diferencia de las Termas de Caracalla, las de Diocleciano contaban con una estructura circular y una distribución interna diferente.

Las Termas de Diocleciano eran las más grandes de Roma, mientras que las de Caracalla ocupan el segundo lugar en cuanto a tamaño.

Las Termas de Diocleciano estaban dedicadas al emperador Diocleciano, mientras que las de Caracalla llevan el nombre de los emperadores Septimio Severo y Caracalla.

Una muy buena opción para empezar a recorrer Roma es reservando esta entrada que incluye la visita al Coliseo + Foro + Palatino con acceso prioritario.

Restauración y conservación de las Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla, como importante sitio arqueológico en Roma, han sido objeto de medidas de preservación del patrimonio histórico para garantizar su conservación a lo largo del tiempo.

Las medidas de preservación que se han utilizado son principalmente la restauración de las estructuras dañadas y un continuo monitoreo para la estabilidad de las ruinas.

Impacto turístico y cultural de las Termas de Caracalla en la actualidad

Las Termas de Caracalla, con su impresionante arquitectura y rica historia, ejercen una gran influencia en el turismo y la cultura de la actualidad en Roma. 

Atraen a visitantes de todo el mundo que desean maravillarse con su esplendor y conocer su importancia en la historia de la ciudad.