DescubreRoma

LOGO-ROMA1

PLAZA DE SAN PEDRO

La Plaza de San Pedro, ubicada frente a la Basílica en el Vaticano, es un lugar emblemático con rica historia y arquitectura. 

Forma parte de la Ciudad del Vaticano y es punto de encuentro para fieles y turistas. 

Con columnatas, estatuas y un obelisco egipcio, la plaza refleja siglos de modificaciones y eventos que la han convertido en un centro religioso, cultural y turístico único en el mundo. 

La Plaza del Vaticano

La Plaza de San Pedro, también conocida como la plaza del Vaticano es un icono mundial de la fe y la arquitectura. 

Diseñada por Gian Lorenzo Bernini en el siglo XVII, esta majestuosa plaza elíptica rodea la imponente Basílica de San Pedro. 

Testigo de eventos históricos y epicentro de la devoción católica, la Plaza de San Pedro debería estar en tu lista de lugares que visitar en Roma.

Monumentos que ver en la plaza de San Pedro

Estas son algunas de las obras de artes y esculturas que puedes ver en la Plaza de San Pedro de Roma:

La Basílica de San Pedro

PLAZA DE SAN PEDRO (1)

La Basílica es una iglesia icónica y una de las más grandes del mundo.

Construida sobre la tumba del apóstol Pedro, es famosa por su arquitectura grandiosa y su Cúpula diseñada por Miguel Ángel. 

Es un destino de peregrinación para millones de personas cada año debido a su importancia religiosa y sus obras de arte destacadas.

El Obelisco del Vaticano

PLAZA SAN PEDRO - ROMA

El majestuoso Obelisco de la Plaza de San Pedro se alza imponente en el corazón del Vaticano.

Con una historia que se remonta a la antigüedad egipcia, este monumento de Roma fabricao con granito rojo y blanco ha sido testigo de innumerables eventos históricos a lo largo de los siglos. 

Su presencia domina el horizonte de la plaza, añadiendo un toque de misterio y grandiosidad a este lugar sagrado para millones de peregrinos y turistas que lo visitan cada año. 

Las Fuentes de la Plaza de San Pedro

Hay dos fuentes casi idénticas a ambos lados de la plaza de San Pedro. 

La primera fuente fue construida en el año 1614 por el arquitecto Carlo Maderno, mientras que la segunda fue construida años después, en 1675, por Bernini. 

Bernini construyó la segunda fuente en un estilo similar al de Maderno.

Las Columnatas de Bernini y sus estatuas

Las columnatas de Bernini, diseñadas en el siglo XVII, rodean la Plaza de San Pedro en el Vaticano. 

Están formadas por cuatro filas de columnas corintias que convergen en un punto frente a la Basílica de San Pedro. 

Estas columnatas, además de crear un efecto visual impresionante, simbolizan los brazos abiertos de la Iglesia Católica, acogiendo a todos los fieles que llegan a la plaza en busca de inspiración espiritual.

Historia de la Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro del Vaticano, es un símbolo de la fe católica y una obra maestra arquitectónica que ha perdurado a lo largo de los siglos. 

Su historia se remonta al siglo IV d.C., cuando el emperador Constantino ordenó la construcción de la Basílica de San Pedro sobre la tumba del apóstol homónimo. 

Durante la Edad Media, el Papa Alejandro VII decidió transformar el área frente a la basílica en una plaza monumental que reflejara la grandeza de la Iglesia Católica. 

Para llevar a cabo esta visión, contrató al destacado arquitecto Gian Lorenzo Bernini, que diseño la Plaza de San Pedro.

La construcción de la plaza tomó varios años y se completó en 1667. 

arquitectura plaza de san pedro

Arquitectura de la Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro en el Vaticano destaca por su magnífica arquitectura, que combina elementos clásicos y barrocos en un diseño único y grandioso.

Diseño y estructura de la plaza

El diseño de la Plaza de San Pedro presenta una distribución en dos partes principales: una en forma de trapecio frente a la Basílica, y otra en forma de óvalo con un imponente obelisco egipcio en el centro.

Estas dos partes están unidas por cuatro impresionantes columnatas que cuentan con un total de 284 columnas y 88 pilastras, todas adornadas con 96 estatuas de mármol.

La disposición arquitectónica de la plaza crea un espacio abierto y acogedor que invita a la contemplación y al encuentro.

Columnatas y estatuas decorativas

Las columnatas que rodean la Plaza de San Pedro son una característica distintiva de su arquitectura. 

Estas estructuras son un ejemplo magistral del estilo barroco y dan un marco majestuoso a la plaza.

Las 96 estatuas de santos y mártires, dispuestas en las columnatas, añaden un componente artístico y religioso a la arquitectura de la plaza, brindando un ambiente sagrado y solemne.

Obelisco egipcio y otras características destacadas

En el centro de la Plaza de San Pedro se alza un obelisco egipcio de gran altura, que data de la época del emperador romano Calígula. 

Este obelisco, coronado por una cruz de bronce, es una pieza emblemática que aporta un simbolismo único al lugar.

El obelisco egipcio en la plaza es un elemento representativo que ha sido testigo de eventos históricos y es considerado un símbolo de la conexión entre el Vaticano y la antigua civilización egipcia.

Además del obelisco, otras características destacadas de la arquitectura de la plaza son las fuentes que adornan sus espacios, creando un ambiente de paz y serenidad en medio del bullicio turístico.

La Plaza de San Pedro en Navidad

La Plaza de San Pedro en Navidad es un espectáculo de luces y colores.

Uno de los puntos destacados es el imponente árbol de Navidad, adornado con luces y decoraciones festivas, que se erige frente a la Basílica de San Pedro

También se exponen una variedad de conciertos navideños que se llevan a cabo en la plaza, donde coros y músicos interpretan melodías sacras y villancicos tradicionales

Tampoco puede faltar el tradicional pesebre en medio de la Plaza.

Curiosidades de la Plaza de San Pedro

Aquí tienes algunas curiosidades interesantes sobre esta emblemática plaza:

Obelisco egipcio: Fue traído desde Egipto por el emperador romano Calígula y colocado en su posición actual por el Papa Sixto V en el año 1586. Tiene más de 4.000 años.

Baldosas direccionales: En el suelo de la plaza, hay unas baldosas oscuras que forman un diseño que se asemeja a un reloj de sol. Estas baldosas se utilizan para marcar las direcciones para los fieles durante las ceremonias papales y otras celebraciones en la plaza.

Forma elíptica: A diferencia de muchas plazas tradicionales que son cuadradas o rectangulares, la Plaza de San Pedro tiene una forma elíptica. Este diseño fue concebido por Gian Lorenzo Bernini para permitir que más personas se congregaran en la plaza y tuvieran una vista clara del balcón central del Papa.

Marcadores de medición: En los muros de las columnatas de Bernini, se pueden observar pequeños orificios que fueron utilizados para medir la altura del agua del río Tíber durante las inundaciones. Estos marcadores permitían a los funcionarios del Vaticano determinar cuándo la plaza estaba en riesgo de inundación.

Evento deportivo: En 2009, la Plaza de San Pedro fue el escenario de un evento deportivo poco común: una carrera de atletismo. La carrera de 10 kilómetros, conocida como «Carrera de la Fe», permitió a los corredores recorrer algunas de las calles más emblemáticas de Roma, incluida la Plaza de San Pedro.

Subir a la Cúpula y ver la Plaza de San Pedro desde las alturas

Ver la Plaza de San Pedro desde las alturas, es una experiencia única que te recomendamos de primera mano si visitas el Vaticano.

Con la subida a la cúpula de la Basílica tendrás una vista panorámica de Roma y de la Plaza del Vaticano que te dejará sin aliento!

que visitar en el vaticano

Cómo llegar a la Plaza de San Pedro

Para llegar a la Plaza de San Pedro es bastante sencillo, ya que el Vaticano está ubicado en el corazón de la ciudad. 

Una de las formas más habituales y económicas para ir a la Plaza de San Pedro es en metro tomando la línea A (roja) hasta la parada «Ottaviano – Musei Vaticani.

Para llegar en autobús puedes hacerlo tomando las líneas 64 o 40 que salen desde Roma Termini. El autobús 40 para en Transportina/Conciliazione y la línea 64 en Cavalleggeri/S- Pietro.

Donde esta la Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro está al noroeste del Castillo Sant’Angelo, un famoso castillo junto al río Tíber considerado una de las maravillas que visitar en Roma.

Puedes caminar desde el castillo a lo largo de Via della Conciliazione, una amplia avenida que te lleva directamente a la plaza.

Artículos relacionados